El Confidencial 7 May 2020

Una ciudad india obliga a instalar una app de rastreo contra el covid-19 bajo sanciones 

El gran problema es que más de la mitad de los 1.300 millones de habitantes de la India no tiene smartphone

Los residentes de Noida, en la India, han recibido un ultimátum: o instalan la polémica aplicación de rastreo del coronavirus del gobierno en sus smartphones o serán castigados hasta con penas de cárcel.

“No instalar la aplicación será considerado como una violación de las órdenes de encierro”, señala una orden policial lanzada este martes Aquellos ciudadanos que sean descubiertos sin la aplicación instalada podrían hacer frente a una multa de 1.000 rupias (alrededor de 12 euros) o hasta seis meses en la cárcel. Según señalan las autoridades indias, la policía va a llevar a cabo controles aleatorios en las carreteras y en las fronteras estatales para asegurarse de que la gente tenga la aplicación instalada. No está claro qué pasa si alguien no tiene un teléfono inteligente (más de la mitad de los 1.300 millones de habitantes de la India no tienen) o está en la calle sin uno.

La medida ha suscitado gran indignación en activistas por la privacidad, que alegan que es ilegal e inconstitucional. “Este mandato es coercitivo y no se asienta con los principios constitucionales de la libertad personal”, señala Apar Gupta, director de la Internet Freedom Foundation (IFF), una organización de derechos digitales con sede en Nueva Delhi, en declaraciones a Buzzfeed News. “Si es impugnado en los tribunales, será difícil para el gobierno justificarla porque no es razonable”.

Información personal y geolocalización

La aplicación, llamada Aarogya Setu, que significa “un puente hacia la salud” en hindi, utiliza una combinación de información personal, como histórico de viajes y síntomas, así como Bluetooth y datos de ubicación, para repartir pases verdes, amarillos y naranjas a las personas mostrando su riesgo de infección por coronavirus. Más de 90 millones de personas en la India la han descargado en menos de un mes.

“Desarrollar el rastreo de contagios como si fuera la solución para la pandemia crea una falsa sensación de seguridad que es peligrosa”

Los defensores de la privacidad están preocupados por el potencial de la aplicación como herramienta para la vigilancia del estado durante y después de la pandemia. Entre otras cosas, requiere acceso constante a los datos de ubicación de las personas y obliga a que el que Bluetooth esté siempre activado. Algunos críticos han cuestionado si la orden emitida por la policía de Noida convierte a la India en un estado policial. “En un país democrático, el uso de una aplicación estatal simplemente no debería ser obligatorio”, explica Anja Kovacs, directora del Proyecto de Democracia en Internet, una organización sin ánimo de lucro con sede en Nueva Delhi que trabaja en materias de libertad de expresión online, democracia y justicia social.

Los expertos señalan que en países como la India, el rastreo de contagios basado en aplicaciones podría ser aún más difícil debido a la penetración limitada de teléfonos inteligentes. “Desarrollar el rastreo de contagios como si fuera la solución para la pandemia crea una falsa sensación de seguridad que es peligrosa, y, si el objetivo es realmente vencer a la pandemia, en última instancia contraproducente”, concluye Kovacs.

Originally published in El Confidencial.